lunes, 16 de mayo de 2016

A UN MES DEL TERREMOTO 16A.





Perdida por algún tiempo del blog, pero no desaparecida de la existencia.

 UN MES DE LA TRAGEDIA

La noche del Sábado 16 de abril como es conocimiento de todos la inesperada tragedia azotó Manabí y Esmeraldas con un terremoto de 7,8 en la escala abierta de Richter, que prácticamente destruyó por completo Pedernales (epicentro) en medio de llanto, dolor y pérdidas que jamás podrán recuperarse, como es el caso de las vidas humanas. Para muchos fué un susto terrible, para otros un acercamiento al fin del mundo, pero para mucha gente seria una linea que marcaría un antes y despúes en sus vidas, afortunadamente mi familia y yo salimos ilesos de tal suceso, estábamos en casa a excepción de un hermano que vió como una casa se desplomó en segundos
El movimiento empezó como un sismo cualquiera, cuando de un momento a otro se torno violento, si no nos hubiéramos agarrado fuerte era seguro que caeriamos igual al resto (vivencias de otros) quedando inmediatamente sin servicios básicos y sin comunicación por algunas horas, resulta que yo lo único que escuché fue las voces nuestras y un feo chillido que me dejó los oidos con un horrible zumbido, pero una vez pasado esto y al salir a ver que los postes se habían caido y el grito de la gente fue un erizamiento de piel inmediato (durante, no escuche nada) por varios días, sobretodo cuando leí el períodico y ví las fotos de como estaba Portoviejo (centro) y Manta (Tarqui) días después porque como no hubo luz por varios días, precisamente una semana, estaba incomunicada y sin saber de como se vería el resto.
La semana más fea, porque podrá ser que sin luz podamos vivir, pero sin agua no.Es verdad que la ayuda no se hizo esperar, pero nosotros, especialmente donde vivimos no recibimos ayuda más que en 2 ocasiones que nos regalaron agua, ya que todo se especuló y el agua para tomar era muy dificil de conseguir, ya que no vendían porque ya no había, ni siquiera había agua para bañarse, que insoportables soles nos azotaron aquellos días, pero como no nos paso nada, había mucha gente sin hogar, con luto en su familia que necesitarían esa ayuda más que nosotros.
Una tristeza grande, como solo nos enterabamos de lo que había pasado y estaba pasando por EL DIARIO (períodico manabita) , lo que decían los demás y lo que vimos (casas destruidas, personas viviendo en los patios de sus casas, con colchones y techos improvisados de plástico, aclamando por comida en las vías principales lo que hicimos fué esperar a que se "normalizará la situación" mantener los dedos tranquilos para no gastar la bateria del movil por si recibia alguna llamada y hacerla también ya que las telefonías estaban abiertas y con saldos totalmente gratis para la provincia, más que todo eso ayudó a que los escombrados llamarán a sus familias y fueran rescatados.
Aún hay desaparecidos, leía hace un par de días que los cuerpos de las victimas a los que no se les hizo el respectivo informe y analísis están siendo exhumados, agregando que las zonas cero, especialmente la ciudad de Pedernales olía literalmente a muerto, los escombros se siguen recojiendo , la gente ha emigrado, los comercios se han rehubicado, las historias de miedo que vivieron muchas personas y lo que aún se vive parece película de terror (eran escenarios para grabar una verdadera película de miedo  hasta #TheWalkingDead pudo haber rodado varias escenas en este desastre, sin la necesidad de tanta ficción editiva) que  en las playas de nuestro querido Manabí hay letreros de se vende a lo que ha quedado, que Canoa al igual que Bahia han sufrido mucho, lugares fantasmas, total que este lugar a vivido tanto en un mes y sigue sufriendo por culpa de casi un minuto, que si hubiera sido de mayor intensidad, no lo estubiera contando.
Hablando en otras palabras, la vida nos esta dando otra oportunidad y esto ha hecho que muchas personas por no decir todas tengan un acercamiento más religioso, celebrándose misas por doquier y también orando por los que se fueron aquel día y por los que hemos quedado, ya que la tierra aún se mueve, y que después del día CERO, nos hemos asustado con otras 4 sacudidas fuertes (las que he sentido yo) que se han hecho notar en las madrugadas.

Seguimos esperando ayuda, me parece estupendo el trabajo de voluntarios, militares, GOE, GIR, grupos extranjeros, hospitales móviles, la ayuda tanto nacional como internacional; de instituciones y personas naturales, gente de todo el mundo que han aportado con un granito de arena a este humilde rincón del Ecuador.


Manabí aún necesita de tí  para levantarse.   

Para contribuciones pincha aquí y entérate 

#FUERZAMANABÍ

Posdata: Hoy hacemos un mes y aún no tenemos agua potable.


4 comentarios:

  1. La fuerza de la naturaleza es inimaginable, nos sorprende y hace notar que somos solo un puñado de seres habitando en ella, ánimo Manabí, felicidades Yomi, linda mujer Manaba, fuerte y valiente. gracias por compartir tú experiencia y ojalá ya cesen los movimientos para nuevamente volver a empezar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que cuento es muy superficial Jorge, fué espantoso,no me imagino la desesperación estar bajo escombros varios días, con cadáveres como compañía, el dolor de perder un ser querido, :( verdaderas imágenes desgarradoras, perder el esfuerzo de toda una vida en segundo... Nosotros corrimos con suerte.Lo vívimos feo feo, pero salimos ilesos. Otros no tuvieron suerte o azar. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Se me puso la piel de gallina por leer tu texto. Qué situación tan, tanhorrible! Desafortinadamente, la naturaleza sigue teniendo un gran poder, aunque nos parezca que no. La verdad es que algo así le podría pasar a cualquiera y en cualquier momento o lugar. Incluso si sobrevives un terremoto, no quiero ni imaginar como tiene que ser estar atrapado o perder algún ser vivo. Ojalá algo así no se repita nunca más!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nadie puede ir en contra de la Naturaleza,es muy triste la situación que se vive, ayer hubieron 2 sismos de 6.8 que nos mantienen en zozobra. No me puedo ni siquiera imaginar tener la experiencia de estar atrapado y perder a la familia. Esperemos estos movimientos cesen ya y todo regrese a la normalidad. Tiempo al tiempo. Un abrazo!

      Eliminar

Gracias por tu comentario.. :) Saluditos!

Comenta con facebook